Un año de lecturas deseadas.

Hablar de aniversarios casi siempre está relacionado al cierre y apertura de ciclos, en ellos recordamos momentos significativos que dieron término o inicio a etapas en nuestras vidas. Hace poco se terminó el año 2020 y dentro de unos días, en nuestro país, se cumplirá un año completo en el que la alarma por el COVID-19 nos alcanzó.

Las formas y los modos en los que cada persona vive este presente sacudido son tan distintas como las personas mismas. Sabemos que en materia de educación, familias y docentes se esfuerzan constantemente por adaptarse al contacto remoto, las asignaciones ya no se abordan de la misma manera y muchas de las generaciones adultas, a diferencia de la mayoría de los niños y niñas, nos enfrentamos a una brecha digital, a pesar de todo, la construcción y reforzamiento de los vínculos personales no han dejado de construirse. Se sabe que dentro de los espacios educativos, la lectura y la escritura pueden reforzar el tejido social, no sólo para las competencias, sino también para los lazos afectivos y comunitarios.

En Proed, las mediadoras de lectura se esfuerzan por generar cada vez más enlaces con el leer y el escribir, por eso, con sus dinámicas no sólo construyen lecturas gozosas, sino que también con ellas abren espacios familiares donde el nodo de encuentro sea la palabra. Así, con esto en mente, aquí se comparte el primero (¡de muchos!) deseos lectores que tenemos en mente para ti y tu familia.

Este primer deseo llega por parte de Berenice Silva, asesora de Fomento a la Lectura, que apoya actualmente en las escuelas que trabajan dentro del Modelo Escuela Integral (MEI) de Proed.

 Primer deseo para tu 2021: Hasta que podamos abrazarnos de Eoin McLaughlin & Polly Dunbar, un álbum ilustrado de la editorial Algar que aborda con mucha sencillez y color las diversas posibilidades de demostrar afecto más allá del contacto físico.

 Con muchas más ganas de seguir compartiendo, Proed te invita a que te sumes a una de sus iniciativas. ¡Feliz año nuevo de lecturas!

 

Colaboración de Isaac Gómez, voluntario Proed.

Facebook
Twitter
Instagram
Youtube
Proed en Casa