leyendo y aprendiendo

 Por medio de la siguiente práctica, la profesora Dulce María redacta la estrategia llevada a cabo para generar espacios de lectura que contribuyeran a la comprensión de los textos leídos, considerando mayoritariamente a aquellos estudiantes que presentaban un considerable rezago.

Dulce María Bonilla Caldera
Docente de la escuela primaria “Oliverio Vargas Hernández”
Bahía de Banderas, Nayarit

Ubiquemos la Buena Práctica
Categoría: Inclusión y rezago
Nivel y modalidad educativa: Primaria general
Grado escolar:
Turno: Matutino

Fines perseguidos
Al poner en marcha esta práctica se buscó atender el rezago de gran parte de los alumnos de la escuela primaria Oliverio Vargas Hernández, los cuales se hicieron aún más notorias al regresar a clases presenciales. Uno de los retos fue llevar materiales de lectura y reforzamiento a la casa de los niños que les ayudaran a fortalecer la habilidad de comprensión lectora.

Otro de los retos por los que se optó esta práctica fue el hecho de incluir a los alumnos con un rezago, había niños que seguían en la etapa presilábica y silábica y se pretendía que participaran en las actividades con sus compañeros, lograr que todos pudieran alcanzar la lectura y que por medio de las tarjetas fueran favoreciendo su comprensión.

La biblioteca escolar y la biblioteca virtual, así como las tarjetas de comprensión lectora usadas en la escuela primaria Oliverio Vargas Hernández, en la comunidad de Bucerias, Bahía de Banderas, Nayarit, en el grupo de 3° A, surgen de la necesidad de llevar la lectura a los hogares de los alumnos y a la vez reforzarla con actividades variadas.

Para esta actividad se plantearon una serie de objetivos que ayuden en la mejora del aprendizaje.

Objetivo general:
Crear un espacio de lectura tanto en casa como en la escuela, así como proveerles de actividades que ayuden a la comprensión lectora para la inclusión de todos los alumnos en especial a aquellos que enfrentan un rezago.

Objetivos específicos:
* Hacer uso de la biblioteca escolar y la virtual para la lectura de distintos tipos de textos.
* Lograr la comprensión lectora por medio de tarjetas de trabajo y así contribuir a la mejora del aprendizaje.

Puntos clave de la práctica
El uso de la biblioteca tanto escolar como virtual surge de la necesidad de esta nueva modalidad híbrida, donde no todos los alumnos tienen la oportunidad de adquirir libros o diversos textos para la lectura. Muchos de ellos solo tienen el libro de lecturas por lo que se limitan a éste.

Por esto se optó por implementar la biblioteca virtual, donde los alumnos pudieran escoger algún libro que fuera de su agrado, y con ayuda de las tarjetas poder reforzar su aprendizaje. Al volver a clases presenciales se continuó con esta actividad, pero esta vez se haría tanto la biblioteca virtual como la escolar y las fichas se imprimirían para que fueran
manipulables y los alumnos las pudieran escoger.

La actividad consiste en lo siguiente. Los alumnos que están en casa acceden a la biblioteca virtual por medio de un link; los que están en la escuela van hacia el espacio asignado de la biblioteca escolar. Se les da un tiempo para escoger su lectura del día o la semana, una vez elegida tienen 20 minutos aproximadamente para leer.

Posteriormente llega el momento de expresar aquello que han comprendido. Para esto se hace uso de las tarjetas diseñadas para que los alumnos desarrollen distintas actividades, con la finalidad de que aprendan a no solo dibujar o escribir lo que entendieron, sino que logren plasmarlo de diferentes formas.

Las tarjetas tienen como encabezado la actividad que realizarán, una explicación de qué trata y una imagen. Por ejemplo, en la tarjeta con el título “Cuadro de doble entrada”, la indicación sería la siguiente: “Realiza un cuadro donde escribas en la primera columna aquello que te haya gustado y en la otra, escribe aquello que te gustaría cambiar o dudas que sigas teniendo de lo leído y que te gustaría investigar”. Se anexa una imagen con ejemplo.

Con esta actividad se buscó atender el rezago de los alumnos de tercer grado, pero se incluyó a todos los alumnos para seguir fortaleciendo su aprendizaje, es por esto que los textos deben de ser variados para todos los niveles.

Los recursos que fueron necesarios para esta buena práctica fue primeramente la elaboración de la biblioteca virtual. Ésta fue creada con ayuda de uno de los docentes de la escuela, quien diseñó el espacio. El docente Jorge, dos maestras y yo buscamos lecturas de diferentes tipos de textos para que los alumnos pudieran conocer, además que se seleccionaron textos cortos y largos para que cada alumno pudiera escoger de acuerdo a sus habilidades lectoras.

En el caso de la biblioteca escolar, se hizo la limpieza del espacio y se acomodaron los libros según el tipo de texto y se pusieron títulos para que los alumnos pudieran seleccionarlos más fácilmente. Aquí también los alumnos son los que seleccionan lo que desean leer.

Por último, otro de los recursos fueron las tarjetas, que fueron realizadas por mí para tener una variedad de actividades que los alumnos puedan hacer y así logren por medio de ellas reforzar la lectura y mejorar la comprensión. Teniendo una diversidad de tarjetas los alumnos no se cansan de hacer lo mismo en cada lectura, sino que siempre hay algo distinto por hacer.

Para lograr esta buena práctica hubo varios actores involucrados, como el docente que ayudó en la creación del espacio de la biblioteca virtual y los docentes que ayudaron a buscar material de lectura. También se contó con el apoyo de padres y maestros para limpiar y acomodar la biblioteca de la escuela. Además, yo como docente diseñé las tarjetas para que los alumnos logren llevar a cabo la actividad sugerida. Además, es necesario motivar a los alumnos para que vean la lectura como una forma de aprender y mejorar.

Los padres de familia fueron un agente importante al trabajar con la biblioteca virtual y las tarjetas en casa, ya que fueron ellos quienes ayudan a los niños a poder acceder y mostrarles la actividad que debían de hacer. Pero, principalmente esto no podría ser posible sin los alumnos, los niños fueron eje importante, su disposición, actitud positiva y por querer ser mejores cada día.

Las tarjetas han sido una de las experiencias más exitosas de esta práctica, ya que estas son muy variadas y los alumnos las escogen al azar por lo que les es muy divertido no saber que les tocará y que cada día hay algo diferente por hacer y sobre todo aprender.

Muchas veces, como docentes, no hacemos uso de la biblioteca escolar. Considero que hacer uso de ésta, ya sea virtual o en la escuela puede ayudar mucho en el aprendizaje de los alumnos. También gracias a las tarjetas de trabajo se puede observar que los alumnos se van interesando más y a la vez conocen distintos organizadores de trabajo y estos van ayudando en su comprensión lectora y el desarrollo de su autonomía ya que elige su lectura y elige por sí solo que hará para su comprensión.

Principales cambios observados
Los principales cambios que se pudieron observar en los alumnos fue una mejora en su lectura, fluidez, tono de voz y ritmo, además de que gracias a las tarjetas los alumnos pudieron aprender o conocer distintas formas de plasmar la información, lo que fue contribuyendo a la mejora de la comprensión lectora.

Otro de los cambios fue que gracias a la biblioteca virtual los alumnos podían tener varios textos en casa por lo que se les facilitaba la lectura, se observó que más niños se incluían a la lectura y en poder compartirla, ayudando a la inclusión de los alumnos en las actividades en clase, ya que, al tener los libros de manera virtual en casa podían escoger y poder compartir y reflexionar en clase, haciendo las actividades junto con los demás, así, mejorando en su aprendizaje.

Entre colegas: recomendaciones para hacer uso de la estrategia o de sus componentes
Para la aplicación la buena práctica se recomienda que su uso sea constante para que los alumnos vayan tomando el ritmo y que posteriormente ellos solos lo puedan ir haciendo.

Las lecturas que se incluyan en la biblioteca virtual deben ser variadas para que conozcan distintos tipos de textos que entre todo el colectivo docente puede recopilar, o bien, hasta los padres de familia pueden ser parte en la recolección.

Para el uso de las tarjetas, inicialmente se pueda hacer una sola para todo el grupo, esto con la finalidad de que los alumnos vayan observando cómo es la dinámica, después de hacerlo varias veces (las que sea conveniente) entonces se da la oportunidad de que cada alumno elija una tarjeta al azar.

Redes sociales
Facebook: Dulce María Bonilla Caldera
https://www.facebook.com/dulcemaria.bonillacaldera/
Instagram: dulcemariabonillacaldera
https://www.instagram.com/dulcemariabonillacaldera/?hl=es

Facebook
Twitter
Instagram
Youtube
Proed en Casa