estrategia nacional

José Antonio Escorcia Domínguez

El objetivo del presente artículo es presentar los puntos clave de la “Estrategia Nacional para Promover Trayectorias Educativas y Mejorar los Aprendizajes de los Estudiantes de Educación Básica” (en adelante, “Estrategia Nacional”). Este documento emitido por la Subsecretaría de Educación Básica tiene como objetivo, además de atender y mitigar los daños académicos derivados de la pandemia, garantizar el ejercicio efectivo del derecho a la educación de las y los estudiantes, sin importar su origen o condición. En este sentido, explicaremos algunos conceptos que nos permitirán entender cuáles son los daños académicos antes mencionados, así como las cinco estrategias propuestas.

  1. Logro educativo

La Estrategia Nacional inicia definiendo el logro educativo como “el conjunto de conocimientos, habilidades, destrezas y valores que debe alcanzar el aprendiz en relación con los objetivos o resultados de aprendizaje previstos en el diseño curricular. De los logros de aprendizaje obtenidos, se infiere su competencia”. De esta forma, el logro educativo es una variable que permite la evaluación y seguimiento del proceso educativo de los estudiantes.

El documento de Estrategia Nacional no presenta una evaluación del impacto en el logro educativo de los alumnos derivado de la pandemia de COVID-19. Sin embargo, sí se presenta el panorama anterior a la pandemia a través de diversas evaluaciones de logro educativo, tanto de pruebas nacionales como internacionales. Entre estas pruebas, se presenta una síntesis de los resultados de las pruebas Planea (evaluación nacional que sustituyó a la prueba Enlace) para los años 2015 y 2018.

Los avances entre esos años en la enseñanza primaria fueron mínimos en los rubros analizados (lenguaje y comunicación, y matemáticas) y muestran una clara desigualdad entre los diferentes tipos de escuelas (indígena, comunitaria, general pública y privada). Los resultados en el nivel secundaria son incluso más desalentadores, al mostrar un ligero decrecimiento en los puntajes y siendo las escuelas comunitarias y telesecundarias las peor evaluadas.

Las diferentes evaluaciones de logro educativo presentadas en el documento dan cuenta que “en todos los casos, los más bajos puntajes correspondían a quienes proceden de grupos en condiciones de pobreza y marginación.” Siguiendo esta línea, a pesar de que todavía no haya estudios a nivel nacional sobre el impacto en el logro educativo derivado de la pandemia, la experiencia internacional señala que esta crisis tuvo un efecto negativo en los aprendizajes y que muy probablemente se intensificaron las situaciones antes descritas en cuanto a desigualdad, estancamiento y decrecimiento en el logro educativo.

2.   Rezago en los aprendizajes básicos

Como ha sido discutido en otras entradas de este blog, a raíz de la pandemia se acentuó la crisis de rezago en los aprendizajes básicos. Este grave fenómeno puede describirse como “la condición de estudiantes de nivel primaria que no hayan adquirido los conocimientos esperados según el grado que se encuentren cursando.” Este concepto se refiere a un aspecto cualitativo del aprendizaje y no solo a la permanencia de los alumnos en el sistema educativo. 

En la Estrategia Nacional, se explican las estimaciones del incremento de estudiantes que no adquirieron el nivel mínimo de competencias. Tomando en cuenta que las escuelas en México cerraron por aproximadamente 13 meses (marzo 2020 a agosto de 2021), el Banco Mundial hizo estimaciones para México de que los estudiantes del primer ciclo de Secundaria por debajo del Nivel Mínimo de Rendimiento podrían haber aumentado de 55 a 71%. 

Este impacto no es neutral con relación a las condiciones socioeconómicas. Se habla de que solo el 16% de los estudiantes inscritos en Educación Básica cuentan con las condiciones apropiadas para continuar con el proceso de aprendizaje en el hogar. En encuestas respondidas por docentes en diversos ámbitos (urbano/rural) y de diversos niveles educativos (preescolar/primaria/secundaria) se estimó que el 54% percibía una baja o muy baja pérdida de aprendizajes en sus estudiantes, mientras que un 46% la percibían alta o muy alta.

Lo anterior hace patente la necesidad de implementar estrategias por parte de las autoridades educativas para mitigar los daños y fomentar la recuperación de los aprendizajes perdidos en este periodo. 

3.  Estrategias para promover trayectorias educativas y mejorar los aprendizajes

A partir de las anteriores reflexiones sobre el panorama educativo de la educación básica, veremos ahora las cinco estrategias propuestas en el documento de la SEP que estamos comentando:

  1. Promoción de la aplicación de la evaluación diagnóstica y uso de los materiales realizados entre SEP y MEJOREDU en todas las escuelas de educación básica;
  2. Desarrollo de un protocolo de atención socioemocional para estudiantes;
  3. Promoción de metodologías innovadoras para la recuperación de aprendizajes y la atención al rezago escolar;
  4. Construcción, difusión y promoción de un Sistema de Alerta Temprana, y
  5. Promoción de la Caja de Herramientas y del acervo de clases de Lengua Materna y Matemáticas de la Estrategia Aprende en Casa.

La primera estrategia (1) consiste en que el personal docente conozca la situación académica de las y los estudiantes. Lo anterior, a partir de la promoción del uso de la evaluación diagnóstica realizada entre la SEP y Mejoredu. Esta estrategia está programada para realizarse en dos momentos: en las primeras semanas y hacia la mitad del ciclo escolar 2022-2023. 

La segunda estrategia (2) da cuenta del vínculo entre las características socioemocionales del alumnado y su desempeño escolar. En consecuencia, busca brindar a los docentes un protocolo para el diagnóstico y atención socioemocional que permita identificar el tipo de medidas que requiere cada estudiante.

Con la tercera estrategia (3), pasamos de la identificación a la mitigación y reparación de los daños. Consiste en aplicar cuatro metodologías para dotar al alumnado de herramientas que impulsen el proceso de recuperación de aprendizajes y atención al rezago. Las metodologías son innovadoras en el sistema educativo mexicano y tienen probada eficiencia. Veamos cuáles son:

  • Relación tutora: es un proceso de aprendizaje que se basa en la relación horizontal y dialógica entre tutor y tutorado. Los tutores pueden ser docentes o alumnos. Es un afianzamiento mutuo de los conocimientos y se acompaña con una reflexión de la forma en cómo aprende el tutorado. 
  • Enseñanza en el nivel adecuado: a partir de una evaluación de los niveles de aprendizaje, se agrupa a las y los estudiantes según el nivel de aprendizaje en lugar de edad o grado. Se enfoca en dotar de habilidades fundamentales, dando atención a grupos reducidos de estudiantes con necesidades similares.
  • Aprendizaje basado en proyectos: se centra en el aprendizaje colaborativo, con diseño y programación de tareas orientadas a la resolución de una pregunta o proyecto. Se favorece la articulación entre las distintas materias, la vinculación con las necesidades comunitarias específicas y los intereses de los propios estudiantes.
  • Diseño universal de aprendizajes: es un marco teórico-práctico con perspectiva inclusiva que propone un diseño de prácticas educativas con objetivos, métodos, evaluaciones y recurso flexibles, para que todas y todos los estudiantes aprendan.

La cuarta estrategia (4) busca identificar a los estudiantes en riesgo de abandono escolar, mediante el uso de un Sistema de Alerta Temprana como instrumento de monitoreo. En ese sentido, se busca la construcción, difusión y promoción de este sistema entre los docentes y directivos. 

Por último, la quinta estrategia (5) se traduce en la promoción y el acercamiento a las y los maestros a la Caja de Herramientas y el acervo de clases de Lengua Materna y Matemáticas de la Estrategia Aprende en Casa.

Para más información puedes consultar el Micrositio de la Estrategia Nacional para promover trayectorias educativas continuas, completas y de excelencia, donde encontrarás información más detallada sobre las 5 estrategias y enlaces a materiales y recursos de apoyo.

1.- Subsecretaría de Educación Básica. (2022). Estrategia Nacional para Promover Trayectorias Educativas y Mejorar los Aprendizajes de los Estudiantes de Educación Básica. 4 de mayo de 2022, de Secretaría de Educación Pública Sitio web: https://educacionbasica.sep.gob.mx/wp-content/uploads/2022/04/6.SUBSECRETARIiA-DE-EDUCACIOiN-BAiSICA_CORR_A.pdf

2.- Colectivo de Educación Comunitaria, Glosario, Recuperado de: goo.gl/NCJr7J

3.-  Subsecretaría de Educación Básica, ibid, pp. 11-18.

4.- Ibid, p. 23

5.-  Ídem

6.- Juan Carlos Córdova Moreno, Andrés Fernández Vargas y Ricardo Santos Guerrero. (2022). El rezago en los aprendizajes básicos durante la pandemia: un problema de todos. 3 de mayo de 2022, de Proed. Sitio web: https://www.proeducacion.org.mx/el-rezago-en-los-aprendizajes-basicos-durante-la-pandemia-un-problema-de-todos/

7.- Banco Mundial, Actuemos ya para proteger el capital humano de nuestros niños. Los costos y la respuesta ante el impacto de la pandemia de COVID-19 en el sector educativo de América Latina y el Caribe, Washington D. C. 2021, pág. 40. Recuperado de: https://openknowledge.worldbank.org/handle/10986/35276?locale-attribute=es

8.-  Dirección General de Gestión Escolar y Enfoque Territorial, Subsecretaría de Educación Básica, Encuesta sobre Pérdida de Aprendizajes, Abandono Escolar y Necesidades de Formación para Docentes, Resultados preliminares, 2022. Documento de trabajo.

Facebook
Twitter
Instagram
Youtube
Proed en Casa