APRENDIZAJE PERMANENTE.

Es usual pausar nuestros procesos de aprendizaje al salir de la educación formal e institucionalizada. Sin embargo, reconocer la importancia del aprendizaje permanente en nuestras vidas es fundamental, ya que de ello dependen tanto nuestro desarrollo profesional como personal.

Hay tres razones principales por las que es indispensable seguir aprendiendo a lo largo de toda nuestra vida. En primer lugar, porque como individuos estamos muy lejos de acumular todo el conocimiento que podríamos y que está disponible. La cantidad de conocimiento nuevo y valioso que podemos adquirir en cualquier momento dado de nuestra vida es inmenso e incuantificable.

En segundo lugar, porque la cantidad de conocimiento que acumulamos como humanidad se duplica cada vez más rápido. En 1995 la humanidad duplicaba la cantidad de conocimiento que poseía en 10 años; en 2012 lo hacía cada 5 y se estima que en el 2020 hay áreas del conocimiento en las que duplicamos la cantidad de conocimiento cada ¡73 días! No hay manera humana con la que una persona particular pueda equiparar este ritmo, pero seguir aprendiendo supone una brecha más corta que no hacerlo.

En tercer lugar, con la cantidad de conocimiento disponible que hay actualmente, la progresión profesional se fundamenta en la especialización. Es decir, en el mundo actual hay decenas de miles de médicos, y eso supone la necesidad de que cada uno de ellos se especialice en un área de la medicina específica. Entre más especializado, mejor, pues hay menos personas capaces de realizar esas labores. Funciona de la misma manera para cualquier profesión.

Por último, puede decirse que al seguir aprendiendo hacemos una contribución a toda la humanidad. No solo podemos hacer un mejor trabajo si sabemos más, sino que en el aprendizaje es probable que encontremos nuevos conocimientos que poco a poco muevan a la humanidad hacia adelante.

En el campo laboral es indispensable la acumulación de nuevos conocimientos a través del aprendizaje o de la experiencia para avanzar en nuestras carreras profesionales. Ya sea mediante educación superior institucionalizada como diplomados o maestrías, de cursos o webinars o simplemente a través de la especialización en nuestra área con las labores cotidianas. Lo que distingue a las personas exitosas en su área es, aún más que el talento, la disciplina y el trabajo duro en la adquisición y profesionalización de los conocimientos, habilidades y actitudes.

Sin embargo, no solo en el campo laboral es indispensable adquirir nuevos conocimientos para obtener crecimientos, sino también en las dimensiones personales y sociales es necesario para construir mejores relaciones y para construirnos a nosotros mismos como personas.

 

Una de las líneas de acción en Proed es Aprendizaje permanente, en la que buscamos:

  • Desarrollar competencias docentes y de liderazgo pedagógico.
  • Impulsar la participación de las familias en la educación de sus hijos e hijas con un enfoque integral.
  • Fortalecer en los alumnos competencias para el logro de aprendizajes.

En 2019 impactamos la vida de más de 2,345 alumnos, alumnas y docentes a través de talleres de adecuación didáctica, Actualización docente, Didáctica de las ciencias, Matematiada y más. Además, habilitamos en nuestra página web toda una nueva sección enfocada en sacar provecho al tiempo en casa durante la cuarentena que incluye formación académica, desarrollo personal y social, cursos, talleres y más.
Sin embargo, para continuar con nuestra misión necesitamos tu ayuda. Por favor considera donar para impulsar el desarrollo educativo en México: Agradecemos tus donativos.

Facebook
Twitter
Instagram
Youtube
Proed en Casa